Momento de más precisión

Momento de más precisión

Óscar Orcajo es Director de la UNI Radio desde junio de 2010. Participó de su creación como proyecto en el año 2004, de su inauguración oficial en 2007, y de la reciente ampliación de su alcance con la colocación de una antena en el Hospital de Clínicas. En entrevista con la Unidad de Comunicación de LICCOM conversa sobre la consultoría del argentino Ernesto Lamas, y los desafío de ser una radio universitaria, institucional y alternativa.

 

¿Estás vinculado a UNI Radio desde...?

A UNI Radio desde su nacimiento, pero en realidad al proyecto desde antes, porque el proyecto de radio tiene muchos años hasta que se pudo materializar. Te diría como un hito de la radio, el primer eslabón, fue una reunión en el año 2004 donde se hizo un llamado para juntar a la gente que tenía interés o estaba motivada para intentar crear una radio en la Universidad, concretamente en Ciencias de la Comunicación (todavía no había mucha definición sobre eso). Fue en junio de 2004, me parece. Me acuerdo del nombre del evento, se llamaba "Licenciatura con onda?"

 

¿Y cómo Director?

En realidad pasé por varias etapas. Una primera cuando me nombraron asistente académico para seguir el proyecto radio, eso fue en diciembre de 2004. Posteriormente al terminar la dirección anterior de Ciencias de la Comunicación, renuncié al cargo de asistente académico pero la nueva dirección me asignó el cargo de Director honorario. Estuve más de una año, año y medio creo, hasta que dije basta. Hubo un llamado, y desde junio del 2010 soy el director de la radio con el cargo para esas funciones específicas, director ejecutivo.

 

¿Cómo se conforma el resto del equipo?

Hoy la radio está conformada por lo que llamamos el equipo permanente, el personal de la radio, que está compuesto por un Director, tres becarias que hacen toda la parte de prensa (el periodístico "La nueva mañana" fundamentalmente que es el programa insignia de la radio) y relaciones institucionales, difusión, web, en fin todas las tareas que hay que hacer en la radio acompañando a la dirección; y el resto del personal son dos operadores que son funcionarios no docentes que operan de 9 am a 11 pm todos los programas que hay en vivo, y se ocupan de la automatización cuando es necesario. Ese es el personal permanente, estable, rentado.

Después están los estudiantes que cumplen las llamadas "60 hs extracurriculares". Son sobre todo estudiantes avanzados a los cuales por estar un determinado tiempo en la radio (generalmente un año) se les dan 60 horas acreditables en su currícula.

También hay muchos voluntarios todavía en la radio, en programas que llamamos independientes, de acá de comunicación pero también hay muchos, por suerte y eso es lo que se está fomentando, de otros servicios de la Universidad de la República. Esa es un poco la tendencia ahora porque está definida como la radio de la Universidad de la República y por lo tanto es pertinente que se llene de contenidos y de gente de otros lugares y no solo de comunicación.

Además hay universitarios pero que están por otra institución como es el caso de la Intendencia de Montevideo [IM]. La Unidad de Participación tiene un espacio conveniado de alguna manera con la radio. Es el primer programa de una institución por fuera de la Universidad.

 

¿De qué otros servicios participan?

En este momento hay un equipo de Ciencias Políticas, un equipo de la Escuela de Nutrición, hay estudiantes de distintos servicios que están en programas universitarios. Hay un programa que se llama "Arquero peligro" que está compuesto por (en su mayoría) docentes de la Comisión Sectorial de Extensión [y Actividades en el Medio], son antropólogos, agrónomos, comunicadores; hay un programa en la tarde, "Con la cabeza en los pies", que es de Bienestar Universitario referido a actividades de Bienestar [Universitario]: deportes, cultura, y está conformado por estudiantes y egresadas de Medicina, Ciencias Económicas, también de Comunicación. En fin, hay una gran variedad de egresados y estudiantes de otros lugares.
Otra cosa interesante es que retransmitimos un espacio que tiene el Centro Universitario de Paysandú en una radio de Paysandú que se llama "Paysandú universitario", ellos lo hace un miércoles nosotros lo pasamos un jueves.

Hay varios proyectos entrando, por ejemplo de la Escuela Universitaria de Música con docentes de ahí; y otro de la Facultad de Humanidades [y Ciencias de la Educación].
La grilla se está convirtiendo en una grilla totalmente de la UDELAR.

 

¿Cómo articulan lo académico, lo local y lo formativo?

Habría que ver los objetivos de la radio. Más allá de que son intenciones y a veces se complica, la radio nace con los objetivos claros. El primer gran objetivo de la radio es contribuir a democratizar la comunicación en el Uruguay. ¿Por qué? porque el solo hecho de ser una voz distinta, con un perfil distinto, la voz de la Universidad, le da más pluralismo a los medios uruguayos porque antes no existía esto.
En segundo lugar la principal función es vincular a la Universidad con la sociedad, fundamentalmente hablamos de interacción.

La Universidad tiene muchas cosas para decir (informar y decir) pero fundamentalmente lo que se trata es que, dentro de la lógica en la que se maneja la Universidad y sus objetivos, la radio sea parte de esa interacción con la sociedad, y todo lo que sabemos respecto a crear conocimiento socialmente útil, trabajar por problemas, en fin, ser un vínculo directo con la sociedad y al mismo tiempo relacionarse de forma tal que la gente no sea solo receptora de mensajes sino que participe de los procesos en los que está la Universidad.

Eso son los objetivos centrales de la radio, a eso se tiende y desde ese lugar se trabaja, y esa es la intención.

 

¿Qué se ha hecho por esa interacción con la sociedad?

Fundamentalmente se ha trabajado a través del involucramiento de los servicios con distintas acciones. Siendo reflejo de los planes que tiene la Universidad en la sociedad, eso es lo fundamental que se ha hecho.
El pro-rector de extensión [Humberto Tomasino] nos planetó algunas tareas para hacer, en este sentido. Nos imaginábamos la radio transmitiendo desde el puerto en los barcos pesqueros con todos los problemas y el trabajo que está haciendo la Universidad allí, concretamente en los convenios que tiene con algunos lugares. Lo mismo sucede con la construcción, el Plan Juntos.

El problema que tenemos nosotros es nuestro escasísimo personal, esa es una de las mayores dificultades que tenemos. Decimos que estamos "atrincherados en el estudio" porque, por ejemplo, no tenemos periodistas para hacer notas en la calle, tenemos problemas para salir a hacer una transmisión al exterior, no técnicos (eso lo tenemos resuelto) sino material humano. Estamos hablando del personal permanente, no de estudiantes que siempre va ha haber y siempre los habrá, incluso voluntarios. Pero el tema fundamental es que la radio sea una radio profesional y que pueda cumplir con eso.

La radio andará atrás de lo que hace la Universidad, acompañando a la Universidad. Generando cosas también porque desde el punto de vista de la comunicación tenemos cosas para aportar, pero lo fundamental es que la radio sea un medio de la Universidad para favorecer esa interacción que se está haciendo.

En elementos concretos de interacción si me apurás, no se.. de lo que sí tratamos es de que si por ejemplo hay una investigación, hay un equipo de gente trabajando en algún lugar, acceder a eso, ver que están haciendo y vincularnos.

Esto con la IM ¿cómo se vincula esto que la IM tenga un espacio acá? Hay un programa que se llama "Bien de cerca" que es de la Unidad de Participación de la IM, manejado por estudiantes de acá y un egresado. Ese programa trae gente o va a distintos lugares, recorre la ciudad, le preguntan a los vecinos que está pasando con tal obra, o con tal servicio que tiene que brindar la IM, si está haciendo bien, si está haciendo mal. A la radio vienen alcaldes, concejales, vecinos, eso es parte del vínculo que nosotros estamos estableciendo con la sociedad. Todos saben que se trata de una radio universitaria y estamos favoreciendo ese vínculo también a través de otros, en este caso con la IM. Eso genera muchísimos vínculos.

Pero creo que lo fundamental es lo que planteaba el otro día Tomassino que la radio se meta en la cancha de verdad (en una etapa futura que esperamos sea lo más próxima posible y que depende de tener más gente).

A mi también me preocupa ¿dónde está a radio? nosotros no vamos mucho a muchos lugares, porque no podemos pero tendríamos que estar, en el Cerro en el APEX cuando hay algo, estando, promoviendo, difundiendo, así como con cantidad de cuestiones que nosotros mismos podemos generar.

El año pasado sí, por ej, trabajamos con la materia de Derecho de LICCOM con la ley Acceso a la información pública [Ley Nº18.381], por la cual vos podés pedir que el Estado te informe. Eso se estuvo trabajando con un programa radiofónico del Cerro, una radio comunitaria, y con organizaciones sociales. Yo creo que esa fue una intervención bien interesante donde vos podés aportar porque los vecinos se organizaban, se nucleaban, y salieron a preguntar hasta como se gastaba el dinero en el Cerro.
Es favorecer la apropiación de un derecho que tenemos, y ahí hay una acción concreta que no la hicimos nosotros, la radio fue un simple instrumento para facilitar eso.

 

¿Cómo manejan el tema de la calidad, entre la formación-experimental y lo profesional?

La intención es que la radio sea una radio profesional. No es una radio-escuela, es una radio de la Universidad de la República como existen tantas en América Latina. Es un medio de la Universidad, una voz de la Universidad para llegar al resto de la sociedad, o sea, un medio para vincular a la Universidad con la sociedad. De difusión y de interacción. Esa es la idea. La radio tiene que ser profesional.

Lo que pasa es que empezamos con poquito. Hoy la radio se ha profesionalizado bastante, hay mucho cuidado con el lenguaje radiofónico, con lo formal, con el respeto de los horarios, en fin. Los estudiantes van entrando y haciendo sus prácticas en función de eso. Como decía Marita Matta los vecinos, los oyentes, no tienen la culpa de que nosotros estemos aprendiendo. Así que eso es lo primero. No se resigna la calidad de la radio a la enseñanza. Además no hay problema si se hace bien, no hay inconveniente en que cada uno vaya haciendo su experiencia, siempre que haya pertinencia. Nosotros por ejemplo cuando pedimos estudiantes que ayuden en la producción, que luego le damos un crédito (horas) pedimos estudiantes de 3ro y 4to.

 

¿Hay selección?

Si, se hace una entrevista y en general lo que se trata es de que, más o menos por lo que presenta el estudiante como currículum o las cosas que ha hecho, ubicarlo en algún lugar. No salen al aire enseguida, algunos no salen nunca si trabajan en producción. No la mayoría pero incluso alguno ha fracasado en la tarea, no lo ha hecho bien, hay problemas, y le decimos "lamentablemente nosotros no podemos esperar". Si le damos una tarea que es hacer producción, buscar un contacto, hacer un informe.. si no lo hacen (es lo único que tienen que hacer en la semana) primero nos reunimos con ellos y se le pregunta por qué no lo hizo, la segunda vez que pasa lamentablemente no pueden continuar porque es una tarea que no permite la discontinuidad. En ese sentido somos muy rigurosos, en la medida de lo posible.

Se ha ganado mucha experiencia, hemos tenido también posibilidades de capacitación, hemos enviado gente a La Plata. Por ejemplo uno de los operadores estuvo en Buenos Aires haciendo unos talleres con la Asociación de Radios Universitarias Nacionales Argentinas; esto que hicimos con Lamas ahora, pero en general se trata de capacitar a la gente.

 

¿Cuáles fueron los resultados de la auditoría de Ernesto Lamas?

Todavía no está el informe. El desafío es muy grande, se precisaron más los públicos, se discutió mucho del organigrama interno de la radio, las funciones, la necesidad de gente, y se marcaron algunos rumbos, algunos que ya estaban pero afirmarlos más. Creo que es muy importante centrar los objetivos de la radio en públicos precisos. Tal vez el mayor pecado que teníamos hasta el momento es que estábamos un poco dispersos, cuando nos apuraban decíamos que “nosotros le hablábamos a todo el mundo”; sabíamos que no le podíamos hablar a todo el mundo pero a lo largo de la programación nos dirigimos al trabajador, al ama de casa, al estudiante, y eso no es tan así.

Creo que tal vez llegó el momento de más precisión. Ahora nos vamos a enfocar. El público objetivo primario van a ser los universitarios, eso está definido. Vamos a tratar de ganar la mayor cantidad de audiencia de universitarios, y que participen. Eso se está haciendo pero nos vamos a enfocar directo.

Como si fueran círculos concéntricos, el segundo círculo vamos a avanzar hacia los vínculos que ya tiene la Universidad, sobre todo con el movimiento social y sindical. La Universidad tiene un excelente relación, por ejemplo con el cooperativismo de vivienda o el sector de la pesca. Entonces vamos a dirigirnos a ese público y vamos a trabajar con ellos. Concretamente dándoles más importancia a esa temática estando junto a ellos, y que ellos puedan participar. Para eso necesitamos gente.

El último círculo es todo el resto, todo a donde podamos llegar. Nosotros sabemos que no vamos a llegar a todo el mundo ni vamos a ser la radio número uno, pero sí vamos a afianzar, fidelizar de alguna manera nuestra audiencia, y que nuestra programación sea interesante incluso puntualmente por algunos temas. Yo sueño con que alguna radio comercial, por ejemplo “El Espectador” un día diga "ayer en la radio universitaria.." y traten un tema que tratamos nosotros; o sea, generar agenda, poner algunos temas arriba de la mesa que creemos que no se ponen o nosotros lo vemos desde otro punto de vista. Generar un ámbito de diversidad radiofónica, periodística, que hoy no existe. Creemos que es uno de los problemas fundamentales en el Uruguay, generar otras posibilidades de información y de relacionamiento que hoy no existen. Esa es nuestra tarea, para eso estamos, no tendría sentido.

Nosotros hablamos de "ser alternativos" no en el sentido de ocupar un huequito que otro no ocupa, sino ser alternativos porque salimos a pelear, a pelear los lugares. A nivel de comunicación pero incluso a nivel legislativo . Pelear por espacios para el sector alternativo de comunicación.
Por ejemplo, ahora ampliamos la potencia pero lo hicimos relativamente porque cuando teníamos un alcance barrial nos daban 30 mt de vatios de potencia cuando cualquier radio comercial arranca en 1000 para arriba, 10000, 15000, 20000. ¿por qué? porque nos decían que el área metropolitana ya está saturada. Fenómeno, es cierto, pero ¿saturada de qué? De lo mismo, son todas radios comerciales y esta es una radio pública, ¿cómo una radio pública no va a tener un espacio? Posteriormente insistimos, insistimos, insistimos, y le planteamos a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación "y si nosotros ponemos una antena en el Hospital de Clínicas? y hacemos tal cosa y tal otra?". No nos pudieron decir que no. Eso fue gracias a nuestros compañeros de ingeniería que hicieron varias propuestas y una fue aceptada. Hoy, por ejemplo a la zona oeste de Montevideoo llegamos muy bien, al este más o menos, pero seguimos con poca potencia de transmisor. Tenemos un transmisor de 1000 vatios instalado pero no lo podemos usar, usamos la décima parte de ese transmisor.
Acá el tema es si la Universidad de la República tiene que tener una radio. Es una cuestión de sentido común. Ni ANDEBU se opone. ¿Tiene que tener potencia como una radio comercial? Por supuesto. Pero mientras no cambien la legislación no vamos a tener suerte.

Ahora en estos días entra finalmente una propuesta de ley de servicios audiovisual al Parlamento, vamos a ver que dice esa ley, vamos a ver si los insumos en los que se está trabajando desde el año 2010 están presentes. Insumos donde dice que las radios de alcance nacional deben tener acceso directo a una frecuencia de transmisión con una potencia normal, no esto.

Nuestra pelea es en muchos sentidos, alternativos no solo por crear productos distintos porque tenemos un perfil propio universitario, sino por pelear para que la comunicación se más democrática en este país. Ese es el sentido de alternatividad que tenemos. Lo mismo que participar en todos los congresos, acciones, movilizaciones que tengan que ver con esto. En conjunto con otros medios de comunicación que peleen por lo mismo. Hay un compromiso de esta radio de trabajar en eso. Nosotros somos parte de ese cambio que queremos producir.

 

¿Cómo es ser la radio de la Universidad y funcionar en LICCOM?

En algún lado tiene que estar no?

 

¿Es el lugar?

Si, puede ser, físicamente. Ese es el origen, tiene que ver con la historia de esto. Hoy hay una radio universitaria porque hay una Licenciatura en Ciencias de la Comunicación (que pronto esperamos sea Facultad). Es natural que surja acá la inquietud, pero en otros países hay radios en la Facultad de Ingeniería, en el Servicio de Extensión. Es una cuestión natural que a la gente de comunicación se le ocurra tener una radio.

Se está discutiendo mucho donde tenemos que estar. Físicamente es una cosa, el tema es conceptual o donde estamos insertos administrativamente o políticamente. Hoy el estudio está en LICCOM, la antena en el Hospital de Clínicas, cuando se construya el edificio de la futura Facultad de la Información y la Comunicación se está preparando un estudio de radio con todo, de primera generación. Pero la radio podría estar físicamente acá, en el edificio central, en cualquier lugar, el tema es la vinculación que tenga la radio con la UDELAR.  Yo creo que Ciencias de la Comunicación siempre va a participar, desde el punto de vista académico no cabe duda. Pero la radio no puede estar consultando que decimos hoy, que decimos mañana, tiene que tener su autonomía y una dependencia político-administrativa de la UDELAR. Entonces un poco la idea es que la radio depende centralmente de algún organismo que sea mas amplio que Ciencias de la Comunicación.

 

¿Esto tiene que ver con la visita de Lamas?

Si, pero ya estaba en proceso. Lo de Lamas fue una consultoría, esto es una decisión política que ya estaba en marcha. Pero todavía dependemos administrativamente de Ciencias de la Comunicación, concretamente los recursos económicos salen de acá, y no puede ser. La radio podría estar administrativamente en Ciencias de la Comunicación pero tiene que tener un presupuesto propio porque sino siempre hay que estar pidiendo, sacando de allá, de acá.

 

¿Tiene que ser enteramente pública o puede haber publicidad?

Eso siempre se manejó, incluso en una especie de reglamente que nunca pudimos culminar se hablaba de la publicidad. Me acuerdo "la publicidad no puede cubrir más del 50% del presupuesto de la radio..". Nunca se negó el tema de la publicidad, nunca hubo problema con eso, o con el financiamiento de otro tipo. Es más se está hablando de tener alguna función de gestión de la radio desde el punto de vista comercial. En el nuevo organigrama está previsto.

La radio debería ser financiada parte por presupuesto público (siempre va a suceder eso), pero otra parte tiene que ser recursos genuinos producidos por la propia radio. Yo creo que tiene el deber. Hay que tratar de conseguir recursos, y se puede.

No se que es lo mejor para la radio, sí se que hay que crear cosas nuevas.

 

 

Ver entrevista a Ernesto Lamas en el Portal de la UDELAR.

 

Artículos relacionados...

La Nueva Mañana, espacio institucional de la radio universitaria...

En la noche del martes 14 de mayo el Consejo Directivo Central (CDC) de la Universidad tomó una resolución clave en el proceso de...

Al día siguiente de la expresión de voluntad positiva del CDC para la creación de la Facultad de Información y...

Ante el envío de un proyecto de ley sobre Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA), la Coalición por una Comunicaci...

La Coalición por una Comunicación Democrática presentó en el Parlamento su visión y aportes a la discusi...

Una delegación de LICCOM concurrió, el pasado jueves 11 de julio, a la Comisión de Industria, Energía y Minerí...


IE 7.0+, Firefox 3.6+, Chrome 7.0+, Safari 4.1+ | Diseño Mateína

[IPv6 Ready]